A través del espejo :: Blog literario… y más

A través del espejo

Platos grandes y pequeños:

Posted on Diciembre 1st, 2008 by henrietta
Posted in Columnas | No Comments »

Ahora que ya empieza a faltar poco para que llegue la época del año en que acostumbramos a atiborrarnos de comida es el momento de reflexionar sobre por qué en unos restaurantes se sirven raciones minúsculas en cada plato mientras que en otros parecen querer hacernos reventar.

Me refiero al contraste que existe entre la cocina de autor y la “comida basura” o “junk food”. Es evidente que la primera va destinada a sibaritas, o no tanto, pero al menos sí a personas que, además de poder vaciar un poco su bolsillo van a disfrutar del arte en forma de alimentos y no, evidentemente, a atiborrarse de comida como hacen algunos pequeños, y no tan pequeños.

Críticas a los cocineros de renombre no he leído nunca una negativa. Habrá quien disfrute más o menos con este estilo de cocinar pero seguro que siempre es mayor el placer que el disgusto que pueda suponer un pequeño agujero en la “visa”. Yo no me considero, en absoluto, sibarita pero como me gusta probar todo lo que sea bueno siempre me dejo tentar. El primer placer del que disfruté en mi última incursión en este tipo de cocina fue comprobar la sensibilidad que demuestra al tener alternativas para personas con cualquier tipo de alergia alimentaria. ¡Qué placer saber que lo que vas a comer te va a sentar de maravilla! Pasado este primer trámite, el resto es como una “sinfonía” ya que, en ningún caso, piensas en rellenar tu estómago sino simplemente en gozar de lo que tus sentidos aprecian. Al contrario, quienes gozan recargando su cuerpo con todo tipo de comida grasienta -no es necesario señalar marcas- lo que menos les preocupa es, precisamente, la salud.

Lo cierto es que cada vez empieza a haber mayor concienciación -o, al menos, así quiero pensarlo- ya que comer mal y rápido es muy fácil pero, más tarde o más temprano, el cuerpo acaba recordando los abusos cometidos. No quiero decir con ello que para disfrutar comiendo haya que tomar raciones de pajarito pero casi aunque es probable que haya quien discrepe un poco o bastante. Sea cual sea la opinión de cada uno, sin embargo, siempre es un buen momento para gozar en la mesa con alguno de estos platos que dejan, en ocasiones, mejor recuerdo a la vista que al propio estómago.

Leave a Reply

Name

Mail (never published)

Website