A través del espejo :: Blog literario… y más

A través del espejo

En la Acrópolis de Atenas:

Posted on Noviembre 27th, 2011 by henrietta
Posted in General | No Comments »

Steve y yo aparecimos tumbados en el suelo.

El cielo azul parecía oler a polvo. Empecé a palpar a mi alrededor tocando adoquines mientras Steve se levantaba torpemente y abría la boca, asombrado. Me incorporé y vi cuál era el motivo de su sorpresa. Estábamos, sin duda, en Grecia, junto a lo que parecía ser la Acrópolis de Atenas, seguramente la más bella del mundo antiguo. Steve apuntaba con su dedito a las majestuosas cariátides. Empezamos a pasear por entre los edificios: los propileos. A lo lejos, el erecteón, el partenón, el teatro… Parecía que estábamos solos. Era el momento adecuado para explicarle a Steve la historia de Atenas. Nos sentamos mirando la estatua de Atenea, diosa de la sabiduría y la inteligencia, protectora de la ciudad. Sin embargo, de repente, me di cuenta que alguien se acercaba. Era un hombre de mediana estatura, con barba castaña y una larga túnica blanca que le llegaba hasta los pies. Andaba lentamente y posiblemente descalzo, con un pergamino enrollado bajo el brazo. A lo lejos se veían restos de lo que seguramente habían sido hermosos templos como los que teníamos cerca. ¿Serían las ruinas que habían dejado las guerras médicas? El hombrecito se detuvo junto a la estatua de Atenea, hecha de oro y marfil. Por suerte, no podía vernos ni escucharnos. Steve miraba atentamente el pergamino de aquel hombre al que tenía tan cerca que casi podría haberlo tocado. ¡Era Fidias! No, no o había reconocido. De hecho, no tenía la más mínima idea del aspecto que tenía. Sin embargo, los dibujos de las elegantes y exquisitas esculturas, que se veían sobre el pergamino, no dejaban duda alguna. Steve repitió “Fidias”. Parecía disfrutar con mis explicaciones sobre el estilo dórico en el que estaban construidos los templos que teníamos a nuestro alrededor.

Leave a Reply

Name

Mail (never published)

Website